Oficina: (55) 2614 5527 | Whatsapp: 55 2324 0247 | contacto@institutoimago.com

Revista Digital

¿Qué cámara fotográfica comprar para aprender fotografía en 2018?

Por Yunier Escobar.

Una de las preguntas más comunes que nos hacen quienes quieren iniciar a aprender fotografía es ¿qué equipo fotográfico comprar? Por ello, en este artículo explicaremos cómo funciona el mercado fotográfico, lo que debes tener en cuenta para decidir qué cámara comprar y además, les recomendaremos algunas cámaras que pueden adquirir. Todo ello lo explicaremos de la manera más simple posible.

¿Cómo se clasifican las cámaras?

Las cámaras fotográficas pueden clasificarse de diferentes maneras. Veamos:

Según el soporte: pueden ser analógicas (si usan un rollo de película fotográfica) o digitales (si usan tecnología digital, en lugar de un rollo). Las cámaras que se venden en la actualidad en las tiendas de fotografía son, en su inmensa mayoría, digitales. La cámara digital tiene diversas ventajas sobre la cámara analógica que se puden resumir en las siguientes: mayor inmediatez o rapidez, ya que puedes disponer de tus fotografías al instante, sea para imprimirlas o subirla a las redes sociales o a un sitio web; mayor limpieza, ya que no tendrás que ir a un laboratorio químico para procesar tus imágenes; y por último, no tendrás que cambiar el soporte (que en el caso digital es un sensor electrónico) ya que este no se “gasta” como sucede con las cámaras analógicas y ello implicará un ahorro significativo a lo largo del tiempo.

Lo demás que explicaremos estará enfocado en las cámaras digitales, ya que, como mencionamos anteriomente, estas cámaras son las que se utilizan de manera masiva en la actualidad. Así que el presente y el futuro de la fotografía será digital. Las cámaras analógicas sólo son usadas por algunos nostálgicos, entre los que nos encontramos nosotros.

Según el tipo de visor: actualmente las cámaras digitales pueden ser de tipo mirrorless o de tipo réflex (DSLR). El visor permite que el fotógrafo pueda previsualizar la imagen antes de tomarla, para realizar un encuadre correcto de la misma.

Las cámaras mirrorless disponen de una pantalla en su parte trasera en la que es posible visualizar en vivo la imagen tal cual quedará en la foto final. Este tipo de visor es de tipo electrónico y por tanto depende del sensor de la cámara para funcionar.

Por su parte, las cámaras Réflex DSLR disponen de un visor óptico que, a travez de un espejo colocado a 45 grados en la entrada de luz de la cámara y un pentaprisma, es posible llevar la luz hasta el ojo del fotógrafo.

¿Cuál de los sistemas anteriores es mejor? Depende del uso que piensas darle a tu cámara. Hay muchas razones para elegir una u otra cámara, pero lo explicaremos de manera simple. Si eres de los que prefiere un dispositivo pequeño porque viajas y llevas tu cámara contigo, es posible que prefieras una cámara mirrorless. Estás cámaras, al no tener un sistemas de espejos y pentaprisma, son más pequeñas y ligeras que sus hermanas réflex. Ahora, si trabajas en estudio, haces fotografía de movimiento (deporte, naturaleza, documental, etc.) lo más problable es que prefieras una cámara réflex, ya que su visor es más apropiado para este tipo de fotografías. La cámara réflex permite ver mejor en su visor aunque haya poca luz. Además, su sistema de enfoque es habitualmente más rápido que en sus pares mirrorless. Otro detalle importante es que en la actualidad las cámaras réflex tienen una mayor variedad de objetivos (lentes) para elegir.

Cámara réflex digital (izquierda) y cámara mirrorless (derecha).

Según el tamaño del sensor: pueden ser de tipo formato medio,  de tipo full-frame (35 mm) o de tipo APS-C. Entre más grande sea el sensor, mayor calidad de imagen brindará. Los sensores de formato medio son más grandes que los full-frame y estos a su vez son más grandes que los APS-C. El problema es que tener una cámara con sensor más grande implica invertir una mayor cantidad de dinero. Así que aquí la elección también dependerá de los intereses y las necesidades del fotógrafo. Si estás comenzando apenas a aprender fotografía y tus fotos son para tu disfrute personal, como pasatiempo, probablemente una cámara son sensor APS-C sea suficiente. Ahora, si pretendes obtener una alta calidad en tus fotos, sea porque quieres dedicarte profesionalmente a la fotografía o simplemente porque disfrutas la calidad técnica de tus imágenes, una cámara full-frame será tu compañera inseparable. Las cámaras de formato medio, por su parte, está indicadas para uso profesional y en entornos de mucha exigencia en cuanto a calidad de imagen, ya que son cámaras con costos muy altos. Son utilizadas, sobre todo en estudio para fotografía de moda y publicidad en general.

Según el segmento de mercado al que van dirigidas: Los fabricantes dividen sus cámaras en (por lo menos) 3 segmentos según el usuario final de la misma.

1. Cámaras de nivel de entrada, iniciación o gama básica: estas cámaras están pensadas para el aficionado que pretende dar sus primeros pasos en fotografía. Como características, nos encontramos con un cuerpo de plástico que no está sellado contra polvo y humedad, modos automáticos, flash integrado en la cámara, una única rueda de control para los ajustes de diafragma y obturador, entre otras características externas o internas que define el fabricante. Probablemente la característica más importante de estas cámaras es que disponen de un sensor de tipo APS-C. Ello hace que la calidad de imagen no sea la mejor, aunque lo cierto es que para muchos usuarios, la calidad que brindan estas cámaras es más que suficiente.

2. Cámaras de nivel avanzado o gama media: las cámaras de este segmento están pensadas generalmente para aficionados avanzados. Pueden tener un cuerpo más robusto, habitualmente de metal cubierto con policarbonato y sellado contra polvo y humedad. Tienen menos modos automáticos, ya que están pensadas para un usuario que conoce el manejo de la cámara en modos manuales. Trae flash integrado y dos ruedas de control para facilitar el uso de la cámara en modo manual (M). En este caso el sensor sigue siendo de tipo APS-C, por lo que la calidad de imagen es similar a la gama básica. Sin embargo la gama media tiene varias características internas que la hacen más avanzada. Por ejemplo, la velocidad de ráfaga de disparo es superior a la gama básica, así que si te interesa la fotografía de acción, la gama media es mejor para ese tipo de fotografías.

3. Cámaras de nivel profesional o gama alta: como su nombre lo indica, estas son las cámaras diseñadas para profesionales. La principal característica es que disponen de un sensor de tipo full-frame o de formato medio (para las cámaras de formato medio). Esto hace que la calidad de imagen sea superior al resto de las gamas. Poseen además un cuerpo de metal, en muchos casos de aleación de magnesio o aluminio, cubierto de policarbonato y sellado contra humedad y polvo. Por lo general no traen flash integrado, ya que un profesional utiliza flashes de mejor calidad en su trabajo. Y obviamente, sus características internas la hacen de mejores prestaciones en cuanto a sensibilidad, resolución, velocidad de disparo, etc.

A continuación dejamos unas tablas del road map de Canon y Nikon, probablemente las marcas más populares actualmente, para que identifiques las gamas por modelos. En el caso de Canon, la tabla está actualizada hasta 2013 y en el caso de Nikon hasta 2017.

Entonces ¿qué cámaras recomendamos para estudiar fotografía en el 2018?

Es arriesgado recomendar una cámara en concreto porque, como ya hemos visto, las características de esta dependen del uso que le dará el usuario final. Aún así, te recomendaremos tres opciones, teniendo en cuenta que serán para que comiences a aprender fotografía con un presupuesto moderado, pero con las cámaras más recientes que en este momento se venden en México por las marcas más populares, en concreto de Canon, Nikon y Sony.

Canon EOS t7i: una cámara Réflex de iniciación con características muy interesantes como AF de 45 puntos de tipo cruz, visor óptico y sensor APS-C de 24.2 megapíxeles para capturar detalles y colores brillantes. Dispone además de ISO máximo de 25600, por lo que puedes capturar fotografías con poca luz. La cámara dispone además de conectividad Wi-Fi®, NFC y Bluetooth® para compartir imágenes al instante.

Nikon D5600: como la EOS t7i de Canon, la Nikon D5600 es una excelente cámara Réflex con sistema de enfoque automático de 39 puntos, visor óptico y sensor APS-C de 24.2 MP que ofrece fotos de alta calidad en casi cualquier condición. Posee además sensibilidad ISO 100-25600. La cámara dispone además de conectividad Wi-Fi®, NFC y Bluetooth® para compartir imágenes al instante.

Sony a68: esta cámara posee 79 puntos de enfoque, el mayor número entre las tres cámara recomendadas. Con el sensor Exmor™ de tamaño APS-C de 24.2 MP podrás capturar un excelente nivel de detalle. Como en las recomendaciones anteriores, la sensibilidad ISO va hasta los 25600. Un detalle adicional es que esta cámara utiliza un sistema de espejo réflex translúcido exclusivo de Sony. Este espejo no se mueve, a diferencia del espejo réflex tradicional, lo que permite un disparo más rápido.


Hasta aquí las tres recomendaciones para iniciar el aprendizaje de fotografía. Si dispones de una presupuesto más holgado, puedes pensar en comprar una cámara de gama media o gama alta. Recuerda que la gama alta dispone de sensores full-frame, lo que garantiza mayor calidad de imagen.

¿Te gustó el artículo? ¡Comparte! ¿Recomiendas una cámara? Deja un comentario en la entrada.

Compartir en:

"Trackback" Enlace desde tu web.

Instituto IMAGO

IMAGO - Instituto Superior de Artes Visuales es la escuela de fotografía reconocida por crear los cursos de fotografía más completos en Ciudad de México D.F. Síguenos en Twitter y en Facebook.

Deja un comentario

Síguenos en:

Contacto:

Oficina: (55) 2614 5527
Whatsapp: 55 2324 0247.
contacto@institutoimago.com
Tlacotalpan 92, Roma Sur, Cuauhtémoc, Ciudad de México, CP: 06760

VER CURSOS